Blogging tips

martes, 26 de febrero de 2013

Vanilla & Toffee Layer Cake



Seguro que estáis todo el mundo en plena operación bikini, pero esta es la tarta que os va a fastidiar la dieta.

En un principio iba a ser una tarta con oreos y mucho chocolate, pero al mirar en la despensa me di cuenta de que había metido todas la existencias de oreo que tenía en un brownie (que pronto publicaré, si no vuelve a desaparecer acabado de sacar del horno). Tampoco tenía chocolate, y no quería que llevara cacao, porque me apetecía algo realmente chocolatoso.

Así que me puse a mirar por toda la casa los ingredientes que podrían llevar esta tarta, y encontré mi vainilla favorita y un bote de dulce de leche...pero...y si hacía una salsa de toffee como la de los ¡¡cupcakes de caramelo salado!!

Fue pensar en esa salsa y se me hizo la boca agua, así que sin pensarlo más me puse manos a la obra...y ¡¡he aquí el resultado!!






VANILLA & TOFFEE LAYER CAKE

Para el bizcocho
  • 200 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 huevos M
  • 200 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharada de vainilla en pasta o extracto de vainilla en su defecto

Para el almíbar
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 50 ml de baileys

Para la salsa de toffee
  • 180 gramos de azúcar
  • 90 gramos de mantequilla
  • 120 ml de nata

Para la crema de vainilla
  • 4 claras de huevo
  • 225 gramos de azúcar
  • 350 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas de vainilla en pasta o extracto de vainilla en su defecto

Mmmm ¡¡toffee!!


Precalentamos el horno a 170ºC

Engrasamos 3 moldes de layer cake de 15 cm y reservamos.

Tamizamos la harina y la levadura y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla se aclare y sea esponjosa. Añadimos los huevos y la vainilla, uno a uno, y batimos bien hasta integrar. Agregamos la harina y batimos a velocidad baja hasta que la masa sea homogénea.

Repartimos la masa en los 3 moldes y horneamos unos 30-35 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.

Dejamos reposar los bizcochos sobre una rejilla unos 15-20 minutos antes de desmoldar.

Mientras prepararemos el almíbar. Para ello pondremos en un cazo el agua y el azúcar y lo llevaremos a ebullición. Cuando se haya disuelto el azúcar lo retiramos del fuego y le añadimos el Baileys. Dejamos templar.



Desmoldamos los bizcochos y dejamos que se enfríen por completo. Una vez fríos, los pinchamos con un palillo y los "pintamos" con el almíbar. Envolvemos los bizcochos en film y los dejaremos en el frigorífico toda la noche para que se asiente la miga y sea más fácil trabajar con ellos.

Una vez reposados los bizcochos los igualaremos si ha sido necesario y los reservamos.





Para preparar la salsa de toffee pondremos el azúcar en un cazo a fuego medio. Cuando tengamos un caramelo color ámbar lo retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y la nata y movemos con unas varillas para integrar y lo dejamos enfríar. Una vez frío cogera una textura parecida a la de la miel. ¡MUCHO CUIDADO CON EL CARAMELO, QUEMA Y MUCHO!






Para preparar la crema de vainilla pondremos las claras y el azúcar al baño maría, y con la ayuda de unas varillas iremos moviendo para que no se cuajen las claras. Cuando haya llegado a los 60ºC (o toquemos la mezcla y no se noten los granitos de azúcar) lo pasaremos a un bol y batiremos hasta que tengamos  un merengue brillante y muy blanco, y que haga picos blandos. Llegados a este punto agregamos la mantequilla cortada en dados poco a poco, y iremos batiendo hasta tener una crema sedosa. A mitad del proceso la mezcla parecerá como cortada, pero seguid batiendo y tendréis la crema más sedosa del mundo. Añadimos la vainilla y batimos hasta integrar.

Ahora viene la parte divertida...¡montar la tarta!
Primero una capa de bizcocho, capa de crema y 2 buenas cucharadas de la salsa de toffee. Segundo paso, bizcocho, capa de crema y otras dos buenas cucharadas de salsa de toffee. Y por último, la tercera capa de bizcocho y cubrimos toda la tarta con una fina capa de crema para sujetar las migas, y pondremos la tarta en el frigorífico una media hora más o menos.
Sacamos la tarta del frigorífico y cubrimos con una capa más gordita de crema y con la ayuda de una espátula y agua caliente vamos alisando todas las partes de la tarta si queremos darle este aspecto, siempre podéis decorarla como más os guste. Una vez alisada toda la tarta la pasaremos a nuestro plato de presentación y echaremos por encima 2 o 3 buenas cucharadas de salsa de toffee y dejaremos que se vaya cayendo por las paredes de la tarta y de ahí a ¡¡zampar!!




Os aseguro que cuando le deis el primer bocado olvidaréis el millón (y medio) de calorías que tiene esta tarta, porque de verdad es que está hiper deliciosa.




Espero no fastidiaros la dieta ;)

¡¡Nos vemos pronto!!

Marina

**Enlazo este post a la fiesta de enlaces de Personalización de Blogs

25 comentarios :

  1. Después de probar esta tarta empiezo la dieta... Jajaja ¡Tiene una pinta deliciosa! :) Felicidades por un blog magnífico. ♥

    ResponderEliminar
  2. Mamma mía!!!!! Mejor no mirar Marina jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Nos encanta tu estilo ya estamos suscritas y muy a gusto por aquí,besos

    ResponderEliminar
  4. Uau, Marina! Te ha quedado genial, el aspecto tan perfecto de esas capas de bizcocho es espectacular! Ñam, que rica tiene que estar!
    Besitos!
    Montes

    ResponderEliminar
  5. te hacemos la oooooooOOOOOOOLLLLLLLLAAAAAAAAaaaaaaaaaaa
    bueniiiiiiiiisima!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Menuda pinta tiene, te ha quedado increíble!
    me encantaría tener un trozo para la merienda =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. wauuuuuu, espectacular Marina, no le falta de nada, sólo de pensar cómo tiene que estar se me hace la boca agua, cada día te superas, un besito guapa.

    ResponderEliminar
  8. Oh dios mío! O_O
    Qué pedazo de layer cake! Qué pinta! Y lo de la dieta está más que fastidiado ya... Asumido está! jajaja
    Lo apunto a la lista de espera de las recetas que tengo pendientes. Qué rico por favor!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que rico Marina, qué buena pinta tiene... Esta receta me la apunto para hacerla en la merienda de mi cumple, que queda poco y voy a hacerme yo la tarta jjajaja enhorabuena, como siempre!

    ResponderEliminar
  10. Que rico Marina, qué buena pinta tiene... Esta receta me la apunto para hacerla en la merienda de mi cumple, que queda poco y voy a hacerme yo la tarta jjajaja enhorabuena, como siempre!

    ResponderEliminar
  11. Se ve riquísima! me apunto la receta ;) Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ooooh qué pinta! Y dieta, quién ha dicho dieta?
    Un beso.
    Lili de Azúcar y Mantequilla

    ResponderEliminar
  13. A mí este año la dieta como que ni me importa. Con semejantes postres me la pienso saltar en todo momento.... jajajaja.
    Se ve espectacular Marina.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me encanta, tiene una pinta increíble, se te hace la boca agua! la anoto en mi lista pendiente!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Con esa receta me fastidias la dieta con solo mirarla!jaja tiene que estar buenísima!

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Que pinta! Vaya manos que tienes! Me conformo con hacer algún día una tarta la mitad de bonita y rica que esta.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Menudo aspecto!!
    Te ha quedado increible, parece imposible que sea tan perfecta...con lo que a mi me gusta combinar la vainilla con el toffe/caramelo/dulce de leche...esta sin duda tengo que probarla!!
    Las fotos una pasada!! enhorabuena =)
    Besos!! ;)

    Te invito a visitarme cuando quieras!!
    http://cupcakesivy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. Te ha quedado preciosa, tiene una pinta deliciosa y con esa salsita de caramelo, ya estoy salivando, jajaja
    Vengo de la fiesta de enlaces y me quedo por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. A lo mejor es una pregunta tonta, pero, la receta del bizcocho no lleva nada de leche ?

    ResponderEliminar
  20. Hola! tengo una consulta, ¿crees que el relleno de esta tarta es lo suficientemente firme como pra forrarla con fondant sin que el peso de este la dañe?. No puedo olvidarme de felicitarte por tu blog, es hermosos y todo se ve riquísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, puedes cubrir esta tarta con fondant sin problemas :)

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

Cada vez que recibo un comentario vuestro me entra una emoción increíble, los leo todos y cada uno y ¡¡me encantan!!

Besos y ¡¡gracias de nuevo!!