Blogging tips

viernes, 10 de octubre de 2014

Cupcakes de avellana



Siempre digo que hay que ponerle un poco de alegría a la vida...

Estos cupcakes os van a dar la alegría necesaria para pasar una noche divertida, y quien dice noche dice tarde, o incluso la mañana más divertida de vuestras vidas.

Y ahora estaréis pensando que de que os hablo.

Pues os es muy sencillo, con un par de estos cupcakes podéis llegar a tener un nivel alcohólico interesante. Porque ahí dónde los veis tan modositos, estos cupcakes, llevan licor en el bizcocho, en el almíbar y en la crema, y si vosotros lo decidís también pueden llevar licor en el relleno.

Porque a nadie le amarga un dulce, y mucho menos si va alcoholizado.





Además de ser perfectos para coger un puntillo interesante, también lo son para hacer un soborno. Regalárselos a la persona que queráis sobornar, y al segundo cupcake ya lo tenéis comiendo de vuestra mano, os lo digo yo.

Aunque yo con estos cupcakes a mi madre no la sobornaría, es más, me diría que dónde voy con unos cupcakes de avellana con el repelús que le dan. Pero bueno...ya se me han ocurrido los cupcakes perfectos para sobornarla a ella...muy pronto en vuestras pantallas.

Ahora en serio ya, si os gustan las avellanas, estos cupcakes os van a encantar, con o sin chispilla. Y si no os gustan pues os aguantáis, y vosotros os lo perdéis, porque esto es un placer comerlo, y también es un placer emborracharse con ellos.




Cupcakes de avellana (Receta de Marina Corma)Para 12 cupcakes

Para el bizcocho
  • 100 ml de aceite suave
  • 190 gramos de azúcar moreno
  • 3 huevos M
  • 180 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 50 ml de licor de avellana
  • 50 ml de leche entera
  • 2 cucharaditas de avellana en pasta

Para el relleno
  • Praliné de avellana
  • 2 cucharadas de licor de avellana (opcional, aunque totalmente recomendable para subir el ánimo)
Para el almíbar

  • 50 gramos de azúcar blanco
  • 50 ml de agua
  • 75 ml de licor de avellana (o un poco más si queréis darle alegría a vuestro cuerpo macarena)

Para la crema
  • 3 claras de huevo M
  • 100 ml de agua
  • 180 gramos de azúcar blanco
  • 365 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de avellana en pasta
  • 2 cucharadas de licor de avellana (si queréis sobornar a alguien duplicad la cantidad)

Precalentamos el horno a 170ºC. Tamizamos la harina junto con la levadura, reservamos.

Mezclamos el aceite con el azúcar, hasta que se integre por completo. Agregamos los huevos, uno a uno, y no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Añadimos la harina tamizada, batiendo a velocidad mínima para no sobre batir la mezla. Echamos la leche y mezclamos bien. Agregamos el licor de avellana y mezclamos hasta integrar. Añadimos la pasta de avellana y batimos hasta tener una masa homogénea.

Repartimos la masa en las cápsulas sin llenar más de 3/4 partes de su capacidad y horneamos durante 20-22 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio. Dejamos reposar un máximo de 5 minutos en la bandeja y a continuación los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Para preparar la crema, pondremos a batir las claras a punto de nieve. Mientras tanto ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, hasta que llegue a los 118ºC. Una vez que el almíbar llegue a la temperatura indicada, lo vamos echando sobre las claras, que ya estarán a punto de nieve. Batimos a velocidad máxima hasta que el merengue se enfríe por completo. Una vez tengamos un merengue muy brillante y esté frío, vamos agregando la mantequilla. Batimos durante 7-10 minutos hasta que tengamos una crema sedosa y homogénea. Agregamos el licor y la avellana en pasta y batimos hasta integrar.

Pintamos los cupcakes con el almíbar una vez frío. Para preparar el almíbar solo tenemos que poner el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva, retiramos del fuego, agregamos el licor y dejamos templar.

Vaciamos los cupcakes con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los rellenamos con el praliné. Decoramos al gusto con la crema.

¡¡Y a comer!!





Os aseguro que estos cupcakes os van a encantar, y más todavía si mientras los vais preparando os vais poniendo algún que otro chupito de licor. 

Espero que os haya gustado la receta de hoy :)

Nos vemos muy pronto.

Un millón de besos, se os quiere ♥
Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios :

  1. Mmmm
    Me gusta eso de sobornar con cupcakes contentillos

    Un beso de Cecilia de "un Postre Para Pantagruel "

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta tienen, a mi el licor no me va mucho pero para sobornar es genial!!!! Ademas me encanta la avellana seguro que estan riquisimos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Joooo! Que receta mas deli.. Hace unos dias tenia muchas avellanas y no sabia que hacer con ellas, ahora cuando tenga otra vez ya se que hacer!
    Mi diamante azul

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de cupcakes!!Me encantan!!!Te han quedado preciosos!!!!!!!!! =) Un beso guapa

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado muy bonitos aunque yo no soy muy fan de las avellanas.
    Un saludo :)
    http://reposteriatximeleta.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar
  6. Últimamente no tengo mucho tiempo de visitar pero no me he perido ni uno solo de tus cupcakes que me llegan a la bandeja de correo.
    Estos con las avellanas han de estar tremendos!!! Es mi fruto seco favorito :)
    besos

    ResponderEliminar
  7. jajajaja yo creo Marina, que mientras escribías la entrada te habías comido ya un par de ellos ;), jajaja es broma, tienen una pinta ideal, y a mi personalmente me encantan las avellanas... bueno... creo que me encanta todo :P, soy de buen comer XD.
    Un beso vida, :*

    ResponderEliminar
  8. Donde se consigue el praline de avellanas? ? O lo haces casero?? Muchas gracias

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Cada vez que recibo un comentario vuestro me entra una emoción increíble, los leo todos y cada uno y ¡¡me encantan!!

Besos y ¡¡gracias de nuevo!!